.......... ........ ......... ....... .......

Peppr: la aplicación que está revolucionando la profesión más antigua del mundo. El UBER de la prostitución.

9 de agosto de 2014



Cuando se habla de prostitución, muchas personas lo siguen asociando en su totalidad con mujeres esclavizadas por las mafias que necesitan ser rescatadas. Y cierto es que lamentablemente existe ese lucrativo mercado ilícito, pero más cierto aún es el hecho de que la gran mayoría de prostitutas, no necesitan ser rescatadas, sino reguladas. Además necesitan que se les proporcione la seguridad necesaria para ejercer esta profesión que han escogido libremente.


El hecho de que la prostitución hoy día siga estando en algunos países en el limbo legal, y en otros países esté considerada hipócritamente ilegal, aún siendo conscientes de su existencia, se debe a la dificultad de controlar un mercado donde las transacciones se hacen con dinero en efectivo para de esta forma garantizar un servicio discreto.
(Relacionado: La legalización de la prostitución sale a debate en España)

Desde Berlín (Alemania) llega la tecnología Peppr, una nueva aplicación que hace la vida algo más fácil a las prostitutas y los demandantes de sus servicios.

Ante todo, estos emprendedores han intentado en todo momento mirar por el bien y la seguridad tanto de la trabajadora como de su cliente. Con esta aplicación, los usuarios pueden mirar una lista completa de las prostitutas de la zona, con fotos, descripción física, servicios y precios, así como mostrar a las prostitutas más cercanas a la ubicación del cliente.

Los resultados pueden ser filtrados y desde la propia aplicación se puede organizar la cita, reservando hora por un pago de unos 6€.

Pero Peppr es más completo que eso.

Las prostitutas cuentan con una evaluación que anteriormente han realizado otros usuarios, así como comentarios sobre la experiencia que los clientes han tenido con esa persona en cuestión.

Del mismo modo, esta aplicación proporciona seguridad a las prostitutas, pues también quedan "fichados" los clientes conflictivos y problemáticos. Entra las mismas prostitutas pueden advertirse sobre un cliente violento, ya que aún usando seudónimos, Peppr registra ese número de teléfono desde el que se realizó la transacción.

De la misma forma, en caso de un problema grave, los clientes dejan de ser anónimos ante la ley, por lo que si un cliente golpea a una prostituta, las autoridades pueden encontrarlo fácilmente.

Digamos que es una forma de que clientes y prostitutas tengan encuentros mucho más satisfactorios y libres de riesgos.

Pero no está exento de polémica.

Como suele suceder cuando hablamos de ciertos negocios que se encuentran en el limbo legal, siempre existen polémicas.

En algunos países, como por ejemplo Estados Unidos (salvo en algún estado), está completamente prohibido hacer publicidad de la prostitución o facilitar el acceso a ésta.

Y ahora faltaría interpretar el uso de la aplicación legalmente, pues realmente Peppr ofrece una seguridad a prostitutas y clientes, ofrece el encuentro y cobra una pequeña comisión por ello, lo cual se podría interpretar como "el chulo tecnológico", pues incluso en los países donde la prostitución no es ilegal, sí que es ilegal el que un tercero se beneficie de los servicios de prostitución.

No obstante, si nos dejamos de tecnicismos legales, lo cierto es que esta aplicación ofrece un buen servicio que resuelve algunos de los problemas a los que las prostitutas pedían una solución. En Alemania es completamente legal, y no se descarta que den el salto a otras ciudades o países. Claro que Alemania es consciente desde hace tiempo que es inútil luchar contra esta profesión, por lo que el Gobierno se beneficia de ella, habiendo sido pioneros en la instalación de "parquímetros" para prostitutas.

Sin duda, una buena idea de negocio que solventa parte del problema.






Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

.
 

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo

+ Visto última semana

Suscríbete gratis y recibe nuestros artículos en tu correo